Site

Acuerdos

Desierto y Vida : Rutas de la Cooperación

Cualquier organización dedicada al complejo y laberíntico mundo de la solidaridad es digna de respeto por el simple hecho de abordar tal aventura, porque no en pocas ocasiones de aventura se trata. En el caso concreto de Desierto y Vida, el respeto conlleva valor añadido, ya que su actividad consiste en construir a partir de la nada, algo que acertadamente define el desierto. Y de la nada, con un esfuerzo de voluntad sostenida, dar entrada a la vida, tal como aproximadamente la entendemos, porque nada de lo conocido, ni aproximadamente se asemeja al vacío que supone un horizonte infinito como paisaje y la carencia sin fin como fuente para rellenarlo.

Pero ninguno de los inconvenientes enumerados o imaginables fue y es obstáculo para Brahim Ould Amed y su sueño de que, con Desierto y Vida como herramienta y la voluntad de miles de donantes y colaboradores, lo que parecía destinado a transcurrir eternamente cubierto por la arena como un mar amarillo, viera crecer escuelas, hospitales rudimentarios y el milagro de la vida en forma de hortalizas. Delante y junto a ello la sonrisa de cientos de niños anunciando que la recompensa del esfuerzo, ese que tan acertadamente se define: rutas de la cooperación.